Historia

En el año 2011 se reunieron los gerentes de Automontaña, Pipeline Studios, Comfenalco Antioquia, la Escuela Andina de Automovilismo y el señor Juan Guillermo Jaramillo con el fin de crear la Fundación Pascual Bravo, para así generar un instrumento estratégico, a través del cual se pudiera trazar un camino de integración entre lo público, lo privado y lo social. Dicha creación contó con el aval del Consejo Directivo de la Institución Universitaria Pascual Bravo.

La Fundación Pascual Bravo busca establecer modelos productivos al relacionar los ámbitos político, económico y social de forma eficiente, para lo cual incorpora perspectivas de equidad y solidaridad que apoyan la consecución de un desarrollo sostenible desde un punto de vista económico y social.

Momentos inolvidables

  • Adquisición de la sede propia en el barrio Belén - La Palma
  • Firma de cada uno de los convenios con diferentes entidades públicas y privadas
  • Certificación ISO 9001-2015
  • Certificación en calidad 9001-2000
  • Certificación en Responsabilidad Social Empresarial
  • Premio Smart Cities edición 2019. Categoría innovación y emprendimiento
  • Llegada y puesta en operación en el 2018 de la primera unidad eléctrica articulada en la ciudad
  • Graduación de los operarios de las tecnologías en el SENA.
  • La llegada de los buses eléctricos para línea O y refuerzo para líneas 1 y 2
  • El inicio y entrada en operación de la línea O
  • Implementación el bono de incentivo en la operación año 2016 que impactó positivamente en la disminución de los procesos disciplinarios
  • Entrega de subsidios de vivienda algunos empleados de la Fundación a través de la Caja de Compensación Comfenalco Antioquia